Ninguno en el mundo está exento de sufrir una enfermedad o un accidente que nos incapacite para realizar nuestras labores cotidianas durante algunos días, pues es una circunstancia que a cualquiera le puede suceder en algún momento de la vida. Por esto debemos ausentarnos y reportar el caso en el lugar donde trabajamos y a su vez a la EPS, para así realizar el cobro de incapacidades para no dejar de recibir el salario que tenemos pese a estar fuera de nuestras actividades.

Durante el tiempo que estemos ausentes la ley garantiza el hecho de seguir recibiendo parte de los ingresos a través del pago de incapacidades laborales, lo que se convierte en una solicitud de varias etapas y que puede involucrar a diferentes entidades. Además, la empresa a la cual estamos vinculados también deberá realizar la debida gestión de incapacidades al momento de cobrar ante EPS o ARL.

Según el Consejo Colombiano de Seguridad, en su balance estadístico de 2021, durante 2021 se reportaron un total de 42.646 enfermedades laborales, teniendo un promedio de 117 por día; y de cara a las ausencias, una de las mayores tasas de accidentalidad fue reportado por industrias manufactureras, donde se presentaron 7,7 accidentes por cada 100 empleados.

En esta área se presentaron 88.218 accidentes en el año, por lo que se debieron realizar numerosos cobros de incapacidades que tuvieron que ser tramitadas ante EPS o ARL para obtener un reembolso oportuno del dinero, ya sea para el afectado directo o para la empresa que reportó el incidente.

Sin embargo, este ha sido un proceso que ha tenido variaciones y optimizaciones gracias a la implementación de soluciones tecnológicas que han llegado a dar un gran aporte a las empresas que tienen que realizar el cobro de incapacidades ante diferentes entidades y no dejar escapar cualquier cantidad de dinero.

Además, en los últimos años debido a la aparición del COVID-19, muchas de esas ausencias laborales se debieron a la enfermedad y dado esto, la gestión de seguridad y salud en el trabajo tuvo varios cambios significativos y el cobro de incapacidades también aumentó debido a la pandemia.

Tipos de incapacidades y quién las paga

No obstante, existen diferentes tipos de incapacidades y dependiendo de esto, se define cuál es la entidad que debe desembolsar el pago de incapacidades laborales, ya que existen incapacidades temporales, permanente parcial o de invalidez, pero también pueden ser de origen común por enfermedad o en accidente laboral.

En primera medida, está la incapacidad de origen común, que es aquella que tiene como causa un accidente o enfermedad que no esté relacionada con el trabajo, y dependiendo el tiempo de incapacidad, se definirá quién será la encargada de pagarla. Correrá por cuenta de la EPS solo a partir del tercer día, por lo que la empresa deberá asumir el pago de incapacidades laborales durante los dos primeros días de haber sido reportado el incidente.

Entre el día 3 y el 180 el cobro de incapacidades estará a cargo de la EPS a la que se encuentre afiliado el trabajador, y corresponderá al 66,6% del salario devengado; desde el día 181 y hasta un plazo de 540 días, el pago de incapacidades laborales estará a cargo del Fondo de Pensiones y corresponderá al 50% del salario, sin que pueda ser inferior a un salario mínimo mensual legal vigente. De ahí en adelante, cualquier incapacidad superior a 541 días, tendrá estas mismas últimas condiciones para el pago.

Por otro lado, la incapacidad de origen laboral o profesional está ligada a un accidente en la empresa o mientras se esté trabajando, esta debe ser pagada por la ARL a la que esté afiliada la empresa.

De esta manera, con la implementación de la tecnología dentro de las diferentes compañías, para estas se hace mucho más oportuno e ideal el cobro de incapacidades directamente ante la EPS o ARL, pues con herramientas tecnológicas se optimizan los procesos y se hacen efectivos los desembolsos ante cualquier ausencia.

Cobro de incapacidades con solución tecnológica

Por desconocimiento o cumplimiento de plazos, las empresas pueden perder alrededor de 10% de ingresos por incapacidades y licencias, por lo que han surgido las soluciones tecnológicas con el fin de evitar estas pérdidas y facilitar el cobro de incapacidades cuando solo se trata de los primeros días de ausencia del trabajador.

De esta manera, gracias a la tecnología, las empresas aumentan sus ingresos recuperando el dinero tras la gestión de incapacidades y licencias de los colaboradores, y con las herramientas digitales se da una solución oportuna para optimizar el proceso de recuperación del dinero ante las diferentes entidades como EPS y ARL.

Para esto, en Heinsohn contamos con una ​herramienta 100% online​, donde podrás visualizar nuestra gestión en tiempo real en áreas de finanzas, efectividad, cartera por entidad, tesorería, reconocimiento por entidad, entre otros. Visita nuestra página web y conoce más sobre nuestro servicio que te permitirá efectuar de manera óptima el cobro de incapacidades.