Pensar en la construcción de tu sitio web es un aspecto relevante dentro de cualquier negocio, pues, e commerce o no, siempre el usuario se guiará por la apariencia y facilidad de uso de tu página para adquirir el servicio que desea. Por ello, pensar en la experiencia de usuario no debe ser lo último en tu lista de prioridades y aquí te decimos por qué. 

Aspectos como la usabilidad, el estilo y la agilidad son algunos de los procesos dentro de la página web que hacen que la experiencia de usuario sea más amigable para los visitantes de tu página web y desde la cual se puede determinar el cierre de una compra o la fidelización de ellos con tu marca. Con una web compleja, poco ágil y cero intuitiva, las personas serán más reacias a usarla como plataforma de consulta o compra, y esto podría verse reflejado en las ventas, pues este aspecto de la experiencia de usuario, puede ser positiva o negativa según se ponga a prueba en la realidad. Pero, antes de hablar sobre cómo puedes hacer uso de la experiencia de usuario en el sitio web de tu empresa, te explicaremos qué es. La experiencia de usuario, o UX por sus siglas en inglés (user experience) es un término que es usado con mayor frecuencia en ámbitos tecnológicos, pues esta herramienta centra toda su atención en cómo el usuario puede interactuar con el producto final de una web, sus percepciones, emociones y respuestas a todo lo que incluye la página de la empresa, o servicio que se esté ofreciendo. 

El UX es un aspecto que está en constante cambio y evolución, sobre todo por la transformación de las preferencias de las personas en cuanto a la usabilidad y accesibilidad a una web, a un Smartphone o cualquier otro dispositivo tecnológico. Es común, entonces, que las preferencias y accesos en el caso de una página web, sean diferentes con el tiempo y cada vez, un poco más intuitivas y fáciles para el usuario. 

En ese aspecto, es muy importante resaltar que la importancia de la experiencia de usuario resalta con la retención de usuario en los e commerce, que es donde mayormente se necesita el UX, pero que, como ya lo mencionamos, no es el único espacio donde se puede usar, pues un alto porcentaje de personas desiste de entrar a páginas web que son demasiado lentas o complicadas, por lo que ahí es donde entra el uso de la experiencia de usuario UX.Dentro de la estructuración de una buena experiencia de usuario, existen cuatro puntos clave a tener en cuenta cuando se va a empezar a implementar en tu web:

  1. Diseño de interacción: Aquí se piensa en la relación entre el usuario y el producto, por lo que los desarrolladores de esta parte del diseño se centran en anticipar los movimientos y acciones que tenga el usuario con el sistema para identificar los posibles errores y corregirlos a tiempo.
  2. Diseño visual: Aquí se define el cómo se ve y se siente navegar por la aplicación o sitio web teniendo en cuenta características clave como el equilibrio, el espacio y el contraste donde cobran relevancia los colores, formas, tamaño de los elementos y, en general, todo lo que afecta el diseño visual.
  3. Investigación del usuario: A partir de este aspecto se determina qué quiere y qué necesita el usuario/cliente para poder resolver, a través del diseño UX, un problema específico de la empresa o web.
  4. Arquitectura de la información: Finalmente se diseña el cómo se va acceder a la información más fácilmente, cómo se va a encontrar en el sitio y demás.

Estas son algunas de las características, a grandes rasgos, que debe tener el diseño UX o experiencia de usuario dentro de un sistema, y que dan un pequeño vistazo sobre todo lo que puede mejorar nuestra web en el mundo digital y tecnológico. Ahora te daremos algunas técnicas efectivas para mejorar con pocos cambios, la experiencia de tus usuarios en la página web de tu negocio teniendo en cuenta los principios que nombramos anteriormente, y sobre los que está cimentado la experiencia de usuario UX. 

  1. Búsqueda de productos
    Como lo hablamos hace un momento, para los usuarios siempre será mucho mejor si las cosas son sencillas, por lo que es importante que, dentro de las herramientas dinámicas del sitio web, exista el acceso a los productos o servicios que se están adquiriendo.
  2. Contenido atractivo
    Completa tu sitio web con contenido de valor, atractivo e interesante para los usuarios, pues este será un plus importante que incluso, puede ser impulsado a través de estrategias de SEO o posicionamiento orgánico que beneficiarán las ventas y tu marca en general.
  3. Pagos fáciles, rápidos y seguros
    Asegúrate de que tu página web incluya portales de pago seguros, fáciles de usar y rápidos. Con esto, el usuario tendrá mayor afinidad con tu web y se sentirá cómodo y confiado de todo lo que adquiere.
  4. Seguimiento del proceso de tu usuario
    Realiza un servicio post compra con el fin de calificar el servicio desde la recepción de la compra o servicio hasta la llegada del producto final y la calidad de lo que se adquirió. Aquí se puede hacer uso de medios virtuales como encuestas de satisfacción con el fin de conocer la disposición del usuario.
  5. Llamados a la acción
    Implementa llamados a la acción (call to action) dentro de la web que hagan interactuar al usuario. Aquí se debe primero pensar en qué queremos que haga el usuario y cuáles son esas necesidades comunes para satisfacerlas a través de esta acción. Un call to action bien implementado, puede determinar ventas y nuevos clientes fidelizados.

Gracias a que la tecnología y lo digital han tomado mayor relevancia en la actualidad, existen empresas que brindan las soluciones para mejorar los procesos como la experiencia de usuario con total confiabilidad. Heinsohn Colombia es una de estas empresas que a través de consultores expertos y personal calificado para la implementación de mejoras tecnológicas permite cambiar y actualizar los sitios web empresariales para el bien de los usuarios y la misma empresa. 

Heinsohn Colombia te ayudará con la transmisión de los mensajes y valores de tu empresa a través de la consultoría UX.