Dentro de la administración de inversiones es común que las empresas tengan planes de negocio que estén poniendo en riesgo la estabilidad interna empresarial, por lo que hallar soluciones oportunas y efectivas para un eventual riesgo, es la forma de no entrar en crisis. 

Aunque en otras oportunidades, las empresas lo que buscan es evitar esos riesgos y no solo salir de ellos, reconocer cuáles y cómo son los riesgos de la administración de inversiones es una información de calidad, que eventualmente servirá de apoyo.

Es común que en algún punto de la administración de inversiones se hallen pérdidas significativas de recursos internos de las empresas, recursos valiosos que no fueron evaluados, analizando y valorados de la forma correcta, por lo que se llegan a pérdidas que afectan los procesos de las empresas.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que ¿Cuál es la relevancia de la administración de inversiones o de portafolios de inversión? A través de esos procesos específicos, se pueden resolver dudas empresariales en torno a qué proyectos empresariales puedo realizar, cuáles no y por qué, qué recursos tengo disponibles para iniciar estos proyectos y otras preguntas que se desarrollan en el camino. Con esto, las empresas, crean planes estratégicos de inversión a proyectos en el sector que se estén desarrollando, para evitar aspectos como el que mencionamos anteriormente, pérdidas de recursos o inversión en vano en proyectos o iniciativas difíciles de acceder. Por otro lado, se puede analizar, cuáles fueron esas iniciativas a las que se accedieron pero que brindaron resultados negativos para la empresa, creando un recorrido estratégico de lo que se debió o no se debió hacer alrededor de ese caso específico. 

La administración de inversiones, permite hacer una evaluación específica con criterios definidos, a los negocios o proyectos que tienen un futuro definido, claro y positivo, con el fin de cuidar nuestro potencial y descubrir otros potenciales adicionales al nuestro. 

En muchos casos, lo que se quiere es evitar que la emoción por invertir en ciertos sectores, industrias y proyectos se convierta en algo negativo para la economía y reputación de las empresas, en la que se discrimina a través de métodos, cuáles proyectos y cuáles no, son aptos para invertir nuestros recursos. Para conocer más sobre la gestión de riesgos empresariales se debe primero aprender a hacer un análisis específico a lo que nos enfrentamos con el fin de saber cómo reaccionar en específico por cada riesgo y no cometer errores adicionales que sigan poniendo en riesgo las finanzas.

Como primer paso dentro de este análisis es hacer una planeación estratégica, con la que se revisa cuáles son los proyectos a los que queremos hacer la inversión, aquí lo importante es verificar si estos proyectos en cuestión son realmente rentables. 

Luego de ello, se debe pensar en la liquidez de nuestra empresa para hacer la inversión específica. Puede decirse que de aquí depende el éxito de estas y es la base para una correcta administración de inversiones. 

Finalmente, y como lo hemos afirmado anteriormente, conocer los riesgos y prevenirlos es también clave, y no es para menos, pues conocerlos de ante mano, permite tener una respuesta de contingencia o emergencia en caso de que se presente algún caso de riesgo. Así pues, las redes neuronales se utilizan para reconocer patrones, comportamientos y tendencias de datos. Estas herramientas de análisis permiten el modelado o la previsión en procesos empresariales (ventas, producción, entre otros). Veamos ahora algunas áreas donde se utiliza: 

  • Pronóstico de ingresos.
  • Regulación del proceso de fabricación.
  • Análisis de clientes.
  • Validación de evidencia.
  • Gestión de riesgos.
  • Objetivos de mercado.
  • Riesgo de mercado

El riesgo de mercado está asociado a la influencia de distintas contingencias que directa o indirectamente, pueden afectar variables del mercado en el ámbito económico, de las ventas o cotizaciones. En términos más sencillos, es la afectación que tiene un activo por la influencia de las variaciones en las condiciones del mercado.

  • Riesgo de liquidez

Este riesgo permite identificar cómo las empresas pueden enfrentarse a las obligaciones a corto plazo. Este riesgo permite saber si tienen o no, a nivel empresarial, si la empresa tiene los recursos económicos para afrontar gastos y convertirlos en ganancias futuras.

  • Riesgo operativo

El riesgo operativo se define como la posibilidad que tiene una empresa u organización de sufrir pérdidas financieras por diferentes causas, ya sea por factores de riesgo a través de los recursos humanos, procesos internos de la compañía, fallas en la tecnología de la información u otros eventos externos. Con el fin, entonces, de controlar a partir del conocimiento, los posibles riesgos en la administración de inversiones es recomendable poner en marcha un sistema de gestión de riesgos empresariales que garantice la protección frente amenazas provocadas por fallas internas o del mercado, como lo vimos anteriormente.

Por ello, Heinsohn Business Techonology, una empresa experta en la implementación de software empresariales, pone a la mano de las compañías, un software efectivo que mide los riesgos en la administración de inversiones que cumpliendo con la normatividad actual resulta una plataforma óptima que ayuda a gestionar los portafolios con estándares de valoración y control de inversiones.

A partir de la implementación de este tipo de herramienta y usando el software de inversiones de Heinsohn, se accede a un sistema que es multimoneda, multiportafolio y multinegocio, que, además, garantiza un acompañamiento durante el proceso de acoplamiento y dimensionamiento de la solución que se requiere dependiendo del negocio y que, permite el manejo integrado de todo el ciclo de inversión.